Ahorrar energía en casa es muy sencillo, especialmente con el televisor

En un hogar hay diferentes consumos como es el gas natural, el agua y la energía eléctrica. El televisor, el frigorífico y la plancha son los electrodomésticos que quizás consumen más electricidad en los hogares. Principalmente porque en muchos de los hogares hay más de estos artefactos, además se encuentran constantemente encendidos durante largas jornadas, durante las cuales no prestamos atención a lo que están presentando en el caso del televisor. Desde hace 50 años y hasta nuestros días, la evolución con estos equipos se ha hecho evidente, pues inicialmente muchas familias no podían darse el lujo de tener un televisor ni pequeño, pero actualmente, son múltiples los que se tienen en un hogar. Estos equipos sin saberlo, pueden ayudarnos a ahorrar energía de forma sencilla.

Son muchas las cadenas televisivas que emiten durante 24 horas seguidas, por lo que en muchos hogares el televisor pasa muchas horas prendidas para adaptarse a los gustos y necesidades de cada miembro, sin contar que también se encienden para disfrutar de un DVD, Blu-ray o para jugar. Estudios calculan que el televisor puede consumir el 13% de la factura eléctrica mensual.

Con todos los avances en materia de ahorro energético, el televisor se ha convertido en una preocupación menos para el ambiente. Solo hace falta ver la etiqueta del fabricante y constatar el tipo de consumo para asegurarse de que este equipo es amigable con el ambiente.

Elegir electrodomésticos de consumo A o A+++ es muy importante para muchas personas cuando se busca ahorrar energía, pero esto no es lo único que podemos hacer. Los equipos que no cumplen con estas características son los responsables de la emisión de más de 200 millones de toneladas de CO2, por lo que su empleo ahora puede ser razonable. Los televisores LED con la máxima clasificación te permite ahorrar energía, reduciendo de forma drástica la factura mensual en el consumo de luz.

El 10% del consumo en la factura eléctrica puede estar causado por el modo standby de los aparatos y aunque parezca irrelevante, puede sumar en tu consumo y ser un gasto innecesario, por lo que es mejor apagar totalmente los dispositivos electrónicos una vez que se dejan de utilizar. No es necesario desconectarlos de la pared, con una regleta es suficiente, pues aunque hayan conectados varios aparatos, se pueden apagar con un mismo botón.

Hay electrodomésticos que no podemos desconectar como la nevera, pero el televisor, el home cinema o el termo se pueden mientras no son utilizados.

Configura el televisor y demás electrodomésticos con el ajuste correcto, como el brillo o el contraste. De está forma puedes ahorrar energía de forma inteligente. Otros modelos en el mercado emiten una fuente de luz suficiente, que permite apagar el resto de las luces cuando veas televisión en la noche. Antes de adquirir un televisor es importante tomar en cuenta el espacio donde se colocara el mismo para determinar las pulgadas adecuadas y gracias a las nuevas tecnologías que ahora encontramos en el mercado, podemos elegir entre una ámplia variedad de dichos equipos. Los televisores CRT son los que más consumen energía, un tiempo después llegaron los televisores de plasma seguidos por los LCD y finalmente los más recientes son los televisores con tecnología LED.

Deja un comentario